lunes, 26 de enero de 2009

La trampa de los "señores" conductores...

Hace unos meses mientras salía de visitar unos amigos, siendo las 23:00 tomé un taxi y me fui a casa mientras medio me entretenía charlando con el taxista para hacer el viaje mas corto. Fui a sacar mi billetico de 20 barras (COP $20.000) y pagarle la carrera de 7 mil pesos. El señor toma el billete y sin percatarme pq todo fue friamente calculado por parte del conductor sagáz que aprovechó para hacerme en ese espabilar de ojos un cambio de billetes. Mientras yo lo miraba al rostro no me percate que en ese momento cumbre mi amigo el conductor tramposo me había cambiado el billete por otro que tenía en la mano... haciendose el marica y revisandolo haciendome cara me dice... "Este billete esta falso.. mirelo... ", Yo más asombrado aún le dije: "Cómo que este billete está falso?, si fuese falso yo no lo tuviese metido en la billetera!" ... El conductor insiste en ke el billete está falso.. y yo atonito e incomprendiendo la situación con rabia y aburrimiento no hice mas que recibirle el billete falso y pagarle con otro de 20 para ke me diera mi vuelto y entendiendo ke habia sido engañado vilmente por uno de estos personajes que mienten. Hago alusión a este tema, ya que esta mañana antes de salir de la casa para venir a mi trabajo, mi hermana Julieth llama al teléfono a mi mamá contandole que tuvo ke devolverse por que el conductor del bus o buseta urbana que había tomado para ir a su trabajo le dijo que curiosamente el billete de 20 barras con el que iba a pagarle era bien falso y que no se lo partía en la cara pq era una mujer. Que descaro por Dios, ella regresó a casa sin ganas de nada.. triste y aburrida porque no entendía lo que ocurría... Entonces recordé lo que me había pasado meses atrás con el taxista, wow! le habían hecho la misma jugada a mi hermana... que tristeza y rabia a la vez saber que estas cosas pueden ocurrir a menudo y muchas veces por confianza no tomamos la debida precaución. De todas formas para un lector como ud., es para que tengamos presente los siguientes detalles muy importantes para contrarrestrar esta situación:

  • Marcar el billete y analizar muy bien las manos del conductor que no tenga ningún otro billete a la mano ya que por lo general ellos en una de las dos manos antes de recibir el billete bueno tienen el falso... es muy breve hacer el cambio de billete para ese momento.
  • Tratar de cambiar el billete grueso por "menudo".
De todas formas la experiencia nos enseña de lo bueno o malo que nos pueda ocurrir en algún momento ya que nunca esperamos que nos sucedan las cosas.. para tomar acciones necesarias y estar atento y precavido. Ahora le ocurrió a mi hermana, pero puede ocurrirle a cualquiera, asi que Atento a las trampas de los "señores" conductores.

1 comentario :

Virckoft dijo...

Desde la distancia no es mucho lo que puede hacer un siempre atento lector, sólo llenarse de ira al leer como estos tipos se aprovechan de la gente honesta que se dirige a su trabajo, y que es a ganarse el dinero honradamente, no con esas cosas extrañas de quinta categoría, que al Padrino tanto lo molesta, es que ellos son de lo peor en ese mundo, por no decir que El Padrino los trata de MARICAS! mala clase. Ahora ya no queda más que hacer sino guardar más cuidado con los “señores conductores” y molesta mucho más cuando la situación le ocurre a una noble damisela.
Palabras de un futuro turista que tiene planeado utilizar la locomoción pública.